¿EN QUÉ CONSISTE?

A menudo, una dieta seguida anteriormente que nos haya permitido llegar a nuestro objetivo o con efecto rebote, hace que las personas se sientan frustradas, lleven una mala planificación en sus menús, falta de confianza y de motivación, creencias limitantes, una alimentación y unos hábitos de vida incorrectos.

Por eso, en muchos casos, una simple dieta no es suficiente para que el paciente consiga cambiar esos hábitos y alcanzar sus objetivos, sino que es necesario combinar el plan dietético con el coaching nutricional.

Mediante preguntas formuladas, adecuadas herramientas y recursos; detectarás posibles barreras, creencias o hábitos que podrían dificultar tu objetivo nutricional e impedirte llegar a conseguir tu objetivo final, aprendiendo a resolver estos obstáculos. Se trata de autoconocimiento de nosotros mismos, conciencia y motivación.

01

El primer paso consiste en tomar conciencia de qué quieres conseguir con el tratamiento y para qué.

02

El segundo paso consiste en analizar en qué situación inicial se encuentra el paciente y dónde quiere llegar.

03

Posteriormente, es necesario plantearse un objetivo a largo plazo y otros objetivos realistas a corto plazo.

04

En el cuarto paso se establece un plan de acción teniendo siempre en cuenta todo lo anterior.

05

Finalmente, hay que afrontar y buscar soluciones a posibles obstáculos o barreras que se puedan presentar en el camino. ¡Libérate de los obstáculos!

SUBIR