¿CÓMO ENSEÑAMOS A COMER?

No se puede disfrutar de una alimentación saludable comiendo pocos alimentos. Es imprescindible que se consiga una variación idónea de alimentos y platos para que sea completa y nos permita disfrutar del placer de comer.

La gastronomía no está reñida con las recomendaciones dietéticas ni con una alimentación saludable.

La salud se protege desde la prevención y, para ello, es fundamental la adquisición de hábitos saludables como mantener una alimentación equilibrada y practicar de ejercicio físico de forma regular.

Con pautas y menús personalizados podemos enseñarte a comer bien. También podemos identificar cuáles son los hábitos inadecuados que llevas en este momento y cuáles deberías cambiar para mantener y/o mejorar tu salud y evitar las posibles patologías relacionadas con dichos hábitos.

Por tanto, llevar una alimentación adecuada no sólo es imprescindible para el desarrollo y correcto funcionamiento del organismo, sino también para mejorar el estado de salud, prevenir algunas enfermedades y como apoyo terapéutico para determinadas patologías.

  • SEGURA: controla las posibilidades de contaminación y alteración durante toda la cadena alimenticia.
  • EQULIBRADA: aporta todos los nutrientes necesarios en cantidad suficiente y en las proporciones requeridas
  • SALUDABLE: los alimentos ingeridos deben tener efectos beneficiosos debido a sus nutrientes y así prevenir las enfermedades.
  • AGRADABLE: los platos deben tener una preparación culinaria y sensorial que los haga apetecibles.
  • ECONÓMICA: para que se pueda llegar a establecer en la práctica.
SUBIR
×